DestacadosEspiritualidad

Nuur – نور

Nur نور

Uno de los sustantivos/adjetivos más bellos del Corán. Se relaciona con la luz, aunque no es luz en sí mismo, es decir, el Nur no es algo que brilla, ni es incandescente ni nada por el estilo, tal como se construye en el imaginario popular y tal como se usa en el árabe moderno.

El Nur  en el Corán es el conocimiento que guía y rige el orden cósmico, es el orden manifiesto en conocimiento. El Nur es una epifanía universal.

La Luna es parte de ese Nur  ya que posee y opera con un conocimiento que rige nuestra vida en la Tierra, marca su  ritmo vital, afecta a los océanos y sus mareas, a la actividad reproductora, a las estaciones, la agricultura, las plantas, etc… Además de regir un calendario cíclico dentro de ese orden. Este conocimiento que se manifiesta en orden es el Nur, sus leyes guían la vida en nuestro Planeta. Y es en esta manifestación del Nur de la Luna donde se condensa la definición del propio término Nur, es decir, conocimiento, orden, guía, y eso es la iluminación.

Dice la siguiente aleya 5 de la Azora 10 del Corán:

هُوَ الَّذِي جَعَلَ الشَّمْسَ ضِيَاءً وَالْقَمَرَ نُورًا وَقَدَّرَهُ مَنَازِلَ لِتَعْلَمُوا عَدَدَ السِّنِينَ وَالْحِسَابَ ۚ مَا خَلَقَ اللَّهُ ذَٰلِكَ إِلَّا بِالْحَقِّ ۚ يُفَصِّلُ الْآيَاتِ لِقَوْمٍ يَعْلَمُونَ

Él es quien ha hecho el sol como [fuente de] luz radiante y la luna un Nur, y le ha designado (a la luna) fases para que sepáis como computar los años y medir. Dios no ha creado nada de esto sino conforme a una verdad [intrínseca].Él expone con claridad estos mensajes para una gente de conocimiento [innato]

Si observamos esta aleya,  veremos que la luz que irradia es la del sol, mientras que la luna es un Nur, y la razón por lo que es un Nur no es que refleje la luz, tal como indican muchos exegetas y apuntan los traductores, sino debido a lo que a continuación se explica y es que se le ha designado las fases para saber computar los años y saber medir el orden vital de la Tierra.

El Nur es el conocimiento y la guía que permite operar mediante una forma adecuada. Ejemplo, supongamos que estoy a oscuras en mi casa, pero yo tengo un conocimiento detallado de mi casa, porque estoy acostumbrado a ella, conozco sus pasillos, sus habitáculos, etc… si me levanto por la noche y quiero ir a la cocina sin poder ver nada, lo podré hacer sin problema, sin necesidad de encender la luz (el sol) porque tengo un Nur (la luna) en mi interior que me permite guiarme correctamente hasta la cocina, sin caerme, ni provocar un accidente, camino en plena armonía con mi casa.

Este concepto de Nur es lo que se aplica también al Corán en muchas aleyas, también se asigna a la Torá y el Inyil. Dice la aleya 4:174
يَا أَيُّهَا النَّاسُ قَدْ جَاءَكُم بُرْهَانٌ مِّن رَّبِّكُمْ وَأَنزَلْنَا إِلَيْكُمْ نُورًا مُّبِينًا

¡OH GENTES! Ha llegado a vosotros una manifestación de la verdad argumentada venida de vuestro Sustentador y os hemos hecho descender un Nur (El Coran) clarividente.

El Corán como las escrituras anteriores, son el Nur, un conocimiento que guía a mentes y corazones para armonizarlos con el orden Divino cósmico.

El Nur es el conocimiento que nos ilumina en mente y corazón para guiarnos en el orden Divino y armonizarnos con él. Dice la aleya 122 de la Azora 6.

أَوَمَن كَانَ مَيْتًا فَأَحْيَيْنَاهُ وَجَعَلْنَا لَهُ نُورًا يَمْشِي بِهِ فِي النَّاسِ كَمَن مَّثَلُهُ فِي الظُّلُمَاتِ لَيْسَ بِخَارِجٍ مِّنْهَا ۚ كَذَٰلِكَ زُيِّنَ لِلْكَافِرِينَ مَا كَانُوا يَعْمَلُونَ

¿ES ACASO aquel que estaba muerto [en espíritu] y al que dimos vida, y al que asignamos un Nur para que pueda caminar con él entre la gente, igual que quien está [perdido] entre tinieblas, de las que no puede salir? [Pero] así es: embellecidas sus acciones les parece a quienes niegan la verdad.

Y esto nos lleva a ver de forma clara y nítida el nombre Divino de An-Nur. Es decir, el Corán llama a Dios el Nur de los cielos y la Tierra. Y sin duda Dios es el conocimiento absoluto, y es el conocimiento que hace que todo lo que hay en el universo sepa ser en armonía con su orden en la creación. Es el Nur de Dios el que hace que un electrón sepa cómo debe operar y en qué medida, y cómo la fuerza de la gravedad afecta a los cuerpos y en qué medida y cómo éstos deben interactuar y en qué medida, y cómo la semilla debe brotar y en qué medida, y cómo el agua ayuda a la vida y en qué medida. Es el conocimiento de Dios el que representa el Nur que ilumina a su creación para alcanzar la armonía en la existencia.

Azora An-nur (24) aleya 35
اللَّـهُ نُورُ السَّمَاوَاتِ وَالْأَرْضِ ۚ مَثَلُ نُورِهِ كَمِشْكَاةٍ فِيهَا مِصْبَاحٌ ۖ الْمِصْبَاحُ فِي زُجَاجَةٍ ۖ الزُّجَاجَةُ كَأَنَّهَا كَوْكَبٌ دُرِّيٌّ يُوقَدُ مِن شَجَرَةٍ مُّبَارَكَةٍ زَيْتُونَةٍ لَّا شَرْقِيَّةٍ وَلَا غَرْبِيَّةٍ يَكَادُ زَيْتُهَا يُضِيءُ وَلَوْ لَمْ تَمْسَسْهُ نَارٌ ۚ نُّورٌ عَلَىٰ نُورٍ ۗ يَهْدِي اللَّـهُ لِنُورِهِ مَن يَشَاءُ ۚ وَيَضْرِبُ اللَّـهُ الْأَمْثَالَ لِلنَّاسِ ۗ وَاللَّـهُ بِكُلِّ شَيْءٍ عَلِيمٌ

Dios es el Nur de los cielos y de la tierra. La parábola de Su Nur es como un nicho que contiene una lámpara; la lámpara está [encerrada] en cristal, el cristal [brilla] como una estrella radiante: [una lámpara] que se enciende gracias a un árbol bendecido –un olivo que no es del este ni del oeste –cuyo aceite [es tan brillante que] casi alumbra [por sí solo] aunque no haya sido tocado por el fuego: ¡Nur sobre Nur! Dios guía hacia Su Nur a quien quiere [ser guiado]; y [con tal fin] Dios plantea parábolas a las personas, pues [sólo] Dios tiene pleno CONOCIMIENTO de todo.

Dios nos guíe a su Nur. Amin

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Gracias por enviar tu comentario!

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Ad block detectado

Por favor ayúdanos desbloqueando tu Ad Block. Recuerde que los anuncios nos ayudan a mantener el portal. Gracias por tu colaboración :)